Preguntas frecuentes

¿Qué es el CBD?

El CBD (cannabidiol) es una sustancia natural de las plantas de cáñamo que es reconocida por el cuerpo humano. Esta es la razón por la cual el CBD es asimilado por una parte importante de nuestro organismo, concretamente, el sistema nervioso, que desempeña un papel fundamental en el mantenimiento del equilibrio que necesita nuestro cuerpo. Aunque en la actualidad hay muchos estudios científicos que investigan los diversos efectos del CBD, no podemos hacer ninguna afirmación sobre ellos. Los productos de CBD SupMedi no son medicamentos, sino suplementos dietéticos aprobados para su comercialización.

¿Es el CBD útil para mí? ¿Me puede ayudar con mis problemas de salud?

Los productos SupMedi de CBD son suplementos dietéticos. Un número cada vez mayor de personas de todo el mundo se está uniendo al consumo de CBD; sin embargo, no podemos hacer ninguna afirmación acerca de los efectos de nuestros productos de CBD.

¿Debería consultar a mi médico sobre el consumo de CBD?

Aunque los productos SupMedi son suplementos dietéticos en lugar de medicamentos, no hay nada malo en consultar a tu médico sobre su consumo. Es aconsejable informar a tu médico, especialmente si usas nuestros suplementos para potenciar tu bienestar físico. Cada médico tendrá su opinión, por lo que podría haber distintas perspectivas en cuanto al consumo de CBD según diferentes profesionales de la salud. No obstante, te aconsejamos que mantengas una relación sincera y abierta con tu médico, si es posible.

¿Qué es el cáñamo?

El cáñamo es una fibra natural que ha sido utilizada por culturas de todo el mundo durante miles de años y con fines muy distintos. El cáñamo que utiliza SupMedi para sus productos de CBD se cultiva para que contenga un alto nivel de este cannabinoide. Esto se traduce en una estupenda fuente vegetal de CBD para nuestros suplementos dietéticos. La pureza de nuestros ingredientes naturales nos da la seguridad necesaria para someter nuestros productos a pruebas en laboratorios acreditados. De esta forma, nos aseguramos de obtener siempre el porcentaje exacto de CBD, sin impurezas ni sustancias que no deseamos que contengan nuestros suplementos.

¿Cómo se comprueba la calidad de los productos SupMedi de CBD?

SupMedi somete todos sus productos de CBD a unas estrictas pruebas de laboratorio con licencia GLP. Esto garantiza que nuestros productos de CBD contengan solamente lo que deben contener, sin estar contaminados por otras sustancias.

¿Es el CBD medicinal?

Aunque cada día se publican más estudios sobre los efectos potenciales del CBD para la salud, las pruebas científicas actuales no son suficientes para poder considerar el CBD un medicamento. Por eso, no calificamos el CBD como medicinal, y desarrollamos nuestros productos de CBD únicamente como suplementos dietéticos.

¿Son los productos de CBD SupMedi aptos para el consumo infantil?

No aconsejamos el consumo de nuestros productos de CBD por parte de niños menores de cuatro años. También desaconsejamos su consumo durante el embarazo y la lactancia. Si tienes alguna duda sobre el consumo de productos de CBD, te recomendamos que consultes a tu médico.

¿Cuál es el mejor momento del día para tomar el aceite de CBD SupMedi?

Recomendamos tomar nuestros productos de CBD una vez al día, tan pronto como hayas encontrado tu dosis personal óptima. El mejor momento para consumir nuestros productos de CBD dependerá de tu experiencia. Algunos consumidores afirman sentir un leve efecto energizante, comparable al del café, tras ingerir productos con CBD. Otros, por el contrario, notan un efecto calmante. Muchos consumidores no experimentan ningún efecto en absoluto. Cuando consumas productos de CBD por primera vez, comprueba a qué grupo perteneces, y decide si vas a tomar nuestros productos de CBD por la mañana o por la noche antes de acostarte.

¿Cuál es la mejor manera de almacenar el aceite de CBD SupMedi?

Recomendamos almacenar nuestro aceite de CBD a temperatura ambiente y en un lugar seco y oscuro. No es necesario almacenarlo en el frigorífico, ya que no mejorará su calidad ni prolongará la vida útil del aceite. Además, las temperaturas bajas provocarán que se espese ligeramente, haciendo que sea más difícil de ingerir. Aunque otra opción podría ser calentar el aceite frotando el bote con las manos. Agita bien antes de usar.