Al hacer las maletas para irme de vacaciones, ¿debería dejar el CBD en casa?

Aquí en los Países Bajos, se nos permite simplemente comprar aceite de CBD en cualquier tienda. Dado que está disponible por internet y en casi todas las farmacias, entonces se supone que es legal, ¿no?

La ambigüedad de las autoridades de los Países Bajos

Según el ministerio holandés de salud pública, bienestar y deportes, el aceite CBD es un suplemento dietético. Entre las responsabilidades de este ministerio se encuentra la de prevenir los daños a la salud pública. Si una empresa vende productos basados en afirmaciones falsas, el ministerio interviene. Hasta aquí, todo bien, podrías pensar.
Y sin embargo, hay algo que resulta extraño. La razón es el origen del CDB, que se encuentra en la planta de cannabis.

La Ley de Opiáceos de los Países Bajos

La ley holandesa establece que ciertas sustancias son consideradas ilegales. La hierba y el hachís, por ejemplo, que se venden en los coffeeshops normales, son técnicamente ilegales. Están incluidos en la Lista II de la Ley de Opiáceos, que los clasifica como «drogas blandas».
Luego está la Lista I de la Ley de Opiáceos, que abarca todas las «drogas duras». Esta lista incluye sustancias como la heroína y la cocaína. En algún momento, sin embargo, el gobierno decidió que el aceite de cáñamo debería incluirse también en la Lista I, y aquí es donde las cosas se complican.
El problema en este caso es que la Ley de Opiáceos define el aceite de cáñamo de la siguiente manera: un concentrado de plantas del género Cannabis (es decir, cáñamo), producido mediante la extracción de cáñamo o hachís, diluido con aceite o sin diluir. A juzgar únicamente por esta definición, entonces, el aceite de CDB debería considerarse ilegal; incluso una droga dura, ya que el CDB en realidad procede de plantas de cáñamo (extracción) y por lo tanto cumple el criterio de la definición anterior.

La persecución por parte del estado es cada vez menos frecuente

Aunque el CDB es técnicamente ilegal, las autoridades deciden no aplicar la ley. Esto hace que la situación sea similar a las políticas de tolerancia observadas con respecto a los coffeeshops. Cada vez más, los tribunales deciden que las personas que consumen aceite de cáñamo por razones médicas deben recibir el beneficio de la duda. https://www.vvsadvocaten.nl/2017/08/10/medicinale-hennepolie-ongemoeid/ Al menos en los Países Bajos, no tenemos que temer ser procesados por la posesión de aceite de CDB.

¿Y qué pasa con otros países de Europa?

El CDB es un producto legal en toda la Unión Europea (UE). Un único artículo en la constitución holandesa hace de los Países Bajos una excepción en Europa cuando se trata de productos de CDB. Como consecuencia, gran parte del CBD que se encuentra en los estantes de las tiendas holandesas se importa de empresas productoras de cáñamo de Alemania y Bélgica.
Sin embargo, conviene tener en cuenta que un funcionario de aduanas o un agente de policía extranjero no puede estar seguro de que el frasco de CBD que llevas no contenga THC. Corres el riesgo de que el CDB sea confiscado por seguridad. Esto hace que las pastillas de CBD solubles sean una opción inteligente cuando se viaja al extranjero. Llevar un blíster de pastillas en el neceser es algo muy habitual, lo que permite llevarlas a países donde el CDB es legal sin ningún problema. Además, estos comprimidos son muy fáciles de usar, especialmente cuando estás de viaje.

¿Y fuera de la UE?

En cuanto se viaja fuera de la UE, las cosas se complican mucho más. Algunos países aplican prohibiciones estrictas sobre el CDB, mientras que otros permiten su consumo y, sin embargo, otros países son sumamente ambiguos sobre el tema.
Este es nuestro consejo para cualquiera que quiera evitar cualquier riesgo: si planeas viajar al extranjero y quieres llevar CBD contigo, asegúrate de consultar a la oficina de aduanas de tu país de destino antes de irte, para averiguar si el CBD es legal allí. Puedes encontrar la información de contacto aquí: https://www.visahq.com/customs/. Pídeles que te envíen una declaración por escrito si afirman que el CDB es legal bajo las leyes locales. El documento te ayudará a demostrar tus buenas intenciones, evitando que te metas en problemas al llegar. Así que ya sabes, ¡disfruta de tus vacaciones!